El Suzuki Ignis es un auto urbano que como su nombre lo dice, muestran sus virtudes en este ambiente, sin embargo, Suzuki ha dado un twist al segmento con un nuevo integrante que se ostenta como un “Nano SUV”, queda claro la orientación de la marca y la genialidad del equipo de mercadotecnia por qué hoy lo que todos quieren es un SUV, no importa el tamaño.

Algo que también ha logrado Suzuki Ignis es demostrar que aun en el segmento más accesible se puede tener estilo y personalidad propia, no por ser accesible tienes que ser feo o “gris”, para ello la marca tomo inspiración de un modelo antiguo, el Suzuki Fronte de los años 70´s, modelo del que toma la característica línea del tercer pilar con las tres líneas inclinadas.

Aparte de la trasera, llama la atención lo alto que es, viéndolo de costado y junto con los rieles porta equipaje el Suzuki Ignis se caracteriza por verse como un auto alto, aparte de la altura al suelo de 18 cm, similar a la de Suzuki Vitara, el frente es más convencional sin que por eso sea aburrido, faros grandes y líneas curvas dan forma a un frente amigable.

El interior de Suzuki Ignis es ideal para cuatro adultos, estos viajaran cómodamente por la altura del techo respecto a la cabeza, un tercer pasajero en la banca trasera rompe con la armonía, definitivamente es mejor solo para dos personas adelante y dos atrás a pesar de lo pequeño, 3.7 metros de largo la cajuela tiene capacidad de 271 litros, suficiente para maletas de cuatro personas.

Los pasajeros de Suzuki Ignis irán acompañados en la versión probada, GLX, por un interior en tonos negro y blanco que luce muy bien y rompe la monotonía de los autos del segmento, aparte la lista de equipo de lujo es extensa en esta versión, al frente destaca el cuadro de instrumentos con computadora de viaje, volante forrado en piel con mandos de audio y control crucero, al centro del tablero encontrarás la pantalla de 7 pulgadas con cámara de reversa y conectividad con Android Auto y Apple Carplay, pero lo que más robara tu mirada es el control del climatizador, el sistema tipo switch para accionar los mandos llama la atención de cualquiera y definitivamente te hace sentir en un auto de mayor categoría.

Debajo encontrarás dos puertos de carga, uno USB y uno de 12V, espacio para tu celular y dos portavasos pequeños, la consola que rodea la parte baja del tablero viene en color lava en la unidad probada, así como las manijas de las puertas interiores, echamos de menos un descansabrazos para los pasajeros delanteros y también traseros, así como partes acojinadas para descansar los codos en las puertas, hay algunos ruidos interiores al circular por caminos en mal estado, sin embargo, cuando recordamos que estamos en el segmento de acceso y vemos todo el equipo de lujo, esos detalles pasan a tener menor importancia para la mayoría.

El motor del Suzuki Ignis es un 1.2L cuatro cilindros de 82 caballos de potencia, en el caso de la versión probada acoplado a una caja CVT que la marca nos ha dicho fue ajustada para México, pensaron en la altura de nuestras ciudades y habitos de conducción, no sé si fue condicionamiento pero el manejo en ciudad si se siente ágil, ojo, para ser un auto urbano con 82 caballos, no estoy diciendo que se comporte como un Swift Boosterjet por ejemplo, pero es lo suficientemente ágil para moverse en el tráfico diario, nos ha recompensado con consumos cercanos a los 16km/l, la suspensión se antoja más firme de lo deseado, sobre todo en caminos irregulares se nota que la marca tiene el ADN del manejo del Swift, sin embargo, para autos como el Ignis un ajuste más suave o neumáticos de mayor perfil harían más agradable circular por terrenos o caminos en mal estado, más si recordamos el corte “SUV” que nos dice la marca.

El precio para esta versión más costosa es de $238,990 pesos, algo elevado si tomamos en cuenta que por menos cantidad puedes comprar ya coches del siguiente segmento sin embargo ninguno con la lista de equipo de lujo de Suzuki Ignis pero si con más potencia y seguridad, me gustaría encontrar mínimo 4 bolsas de aire en Ignis para convertirlo en el más recomendable, aun así es un auto capricho, si lo amas te recompensará pues es fácil tomarle cariño por sus bondades en ciudad y por su diseño, es de esos autos que cuando lo estacionas y te alejas, inconscientemente regresas la mirada y lo volteas a ver como despidiéndote de él.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here