En México no estamos muy familiarizados con la familia Subaru, por eso el 360 nos suena lejano, sin embargo, la marca está creciendo a un ritmo constante y hasta acelerado, este pequeño coupé se fabrico entre 1958 y 1971.

Para la marca es uno de sus modelos más emblemáticos, no solo porque alcanzó 392,000 unidades producidas, sino porque el diseño es capaz de provocar una sonrisa en quien lo ve, además, su motor ubicado en la parte trasera lo hacía muy similar a algo que en México queremos mucho, el Volkswagen Sedán.

Al igual que el “Vocho”, el Subaru 360 tenía un motor enfriado por aire, aunque no era tipo Boxer, sino un 2 cilindros en línea de 356cc. La transmisión era manual de 3 cambios y tenía una velocidad tope de aproximadamente 100 km/h, más que suficiente para un auto citadino de la época.

Era un coche ligero, pesaba poco más de media tonelada y su construcción era tipo monocasco con el techo de fibra de vidrio y tenía algo muy particular, las puertas eran tipo suicida, como el Lincoln Continental de aquella época o los Rolls Royce.

 

Con esto podía ser designado como vehículo ligero o Kei Car en Japón, esto lo hizo un vehículo muy popular y el Subaru 360 estaba en todos lados y comenzaron a hacerse diferentes variables, incluso un tipo vagoneta incrementando el espacio interior.

También se hizo una versión convertible y una versión deportiva llamada Young S, con un motor de tenía un poco más de potencia pero que principalmente cambiaba la transmisión manual de 3 cambios por una de 4 marchas.

 

Sin duda este Subaru 360 es un modelo del que poco conocemos en México pero que estamos seguros de que de haberse comercializado en el país habría sido un fuerte contendiente para el Volkswagen Sedán y ocuparía también un espacio en nuestros corazones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here