¿Sedán o Hatchback?: México tiene muchas peculiaridades, una de ellas es el estar cerca de Estados Unidos, pero pertenecer a las economías en desarrollo y tener carreteras de montaña, ciudades elevadas respecto el nivel del mar y otras planas y aburridas, es decir, somos una mezcla de gustos, poder adquisitivo y caminos muy peculiares.

Sin embargo, en el colectivo social la gente tiene todavía más influencia de los Estados Unidos que de otra cosa y más cuando se trata de automóviles, es común escuchar que alguien desprecia un coche solo por ser hatchback y “no tener cajuela” contra uno inferior solo porque el otro “si tiene cajuela” es decir, existe mucha, muchísima gente que aun compra coche por metro, que ponen el valor de lo que están comprando en el tamaño del coche y no solo en el equipo.

Y no es solo influencia de la cultura estadounidense, por mucho tiempo en el país se asociaba a coches chicos con baratos como el Chevy o el mismísimo vocho y al lujo con el tamaño como Lincoln y Cadillac, por eso un Hatchback es visto como coche barato y un sedán como caro.

El más claro ejemplo entre sedán o hatchback es el Volkswagen Golf y Jetta, actualmente los coches son muy diferentes, el Golf es un coche más moderno, mejor equipado, más seguro, con mejor motor y calidad interior y se vende mucho menos que el Jetta por ser Hatchback.

sedán o hatchback

Una de las ventajas que yo le veo a los hatchback sobre los sedanes es que generalmente el diseño es mucho más atractivo, también que son más fáciles de estacionar pues tienen unos centímetros menos de largo que ayuda en espacios reducidos e irónicamente tienen una cajuela más practica pues al remover la tapa y reclinar los asientos se multiplica la cajuela, algo que difícilmente sucede en un sedán.

Generalmente la sensación de manejo es mejor y toman las curvas con mayor seguridad que un sedán, dinámicamente es un vehículo más interesante, a altas velocidades los sedanes tienen la ventaja pues la cajuela hace disminuye la turbulencia aerodinámica y se siente un poco más estable respecto a un hatchback que puede llegar a sufrir por esta “turbulencia” que genera el aire detrás de el.

Sin duda creo que un hatchback puede satisfacer las necesidades de la gran mayoría de quien compra un sedán y recompensarlos con un mejor manejo e incluso hasta con más equipo y seguridad por el mismo precio.

Ojalá el mercado los comience a valorar más como ya ha venido sucediendo gracias a la influencia de vehículos como el Golf, Focus HB, Forte HB, Gol HB, entre otros.

4 Comentarios

  1. Personalmente, amo los HB por la practicidad que tienen, pues inclusive puedes viajar con las mascotas sin que debas cargarlos en los asientos traseros y con ello, molestar a tus ocupantes o bien, cargar objetos largos sin perder comodidad entre los mismos ocupantes.

    Muy buen artículo Alonso, me estoy volviendo tu fan, no se si el número 1, pero si uno de ellos. 😀

  2. creo que me voy a compara un sedan entonces el forte gt aunque prefiero los estandars pero pues bueno me gusta mucho la velocidad tambien asi que prefiero que sea automatico y correr bien a que este limitado por a cajuela de un hb pero para sacarme de dudas pedire una prueba de manejo de ambos a ver como los siento saludos gracias por el dato

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here