SEAT Ateca es la apuesta de la marca por competir en el segmento de los SUV, sin embargo, la apuesta es algo diferente a lo que tradicionalmente estamos acostumbrados en este segmento, de hecho, más bien estamos en medio de dos segmentos, esto puede ser lo que haga que la gente se aleje de ella o lo que haga que se enamoren de ella, te voy a contar porque.

El tamaño de SEAT Ateca es menor que el de una KIA Sportage, alrededor de 10 cm, eso la acerca al segmento inferior, pero es más grande que las del segmento inferior, entonces crea su propio segmento, tiene precio, potencia y equipo del segmento superior, pero, tiene espacio, altura y tamaño más cercano al inferior, no me parece necesariamente malo, creo que es para muchas personas una opción interesante que se puede ajustar a sus necesidades, ni muy chico ni muy grande, sino justo para lo que necesitan.

Afortunadamente el motor, la transmisión, la calidad de materiales, equipo de lujo y seguridad pertenecen al segmento superior, estamos hablando del motor 1.4 litros de 150 caballos de potencia con una caja de doble embrague tipo DSG de 7 cambios con paletas detrás del volante para facilitar las maniobras, en la versión probada de SEAT Ateca la Xcellence tiene el sistema SEAT Drive Profile que permite al conductor seleccionar el tipo de respuesta que quiere, ya sea ECO, Comfort, Sport o individual y así obtener ya sea rendimiento, comodidad o deportividad.

La sensación de manejo es firme, nos recuerda mucho al SEAT León, de hecho el interior es prácticamente el mismo, el tacto de la dirección es más preciso a lo acostumbrado en el segmento y la respuesta al cambio de dirección es segura, la respuesta del acelerador se ve opacada por el turbolag ya conocido en este motor, hay que tomar algo de tiempo para esperar que llegue la potencia, sin embargo, con el paso de los kilómetros te acostumbras a adelantarte al tráfico y anticipar las aceleraciones para que lleguen justo en el momento deseado.

Polémica es la altura de SEAT Ateca, y es que la altura respecto al suelo es similar a la de camionetas de su segmento sin embargo la posición del asiento es baja lo que te hace sentir más alto que un sedán, pero no tan alto como una camioneta digamos, Volkswagen Tiguan, esto podrá desconcertar a muchos.

La seguridad está a cargo de 7 bolsas de aire, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, control de estabilidad, de tracción, cámara de reversa 360 grados entre otros.

El diseño me parece afortunado, el frente de SEAT Ateca no tiene nada nuevo, pero es igual de atractivo que en el SEAT León, la parte trasera aunque polémica a mí me parece bien resuelta, los cortes son definidos y se mantiene la fuerza de las líneas.

El precio para la versión Xcellence es de $444,900 pesos, la versión Style tiene precio de $389,900 pesos, sin duda tener un precio cercano a los 350 y 400 mil pesos la posicionaría mejor frente a sus rivales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here