Los hot hatch o hatchback deportivos son una especie muy gustada entre los amantes del automovilismo, tanto que algunas marcas venden sus hatchback como deportivos por el simple hecho de ser carrocería hatchback, el Renault Sandero RS va más allá y te voy a contar por qué.

Renault Sport es la división de la marca que como su propio nombre lo dice se encarga de los proyectos deportivos, en el caso del Sandero RS tuvo injerencia propia en la puesta a punto del modelo pues la importancia del auto en mercados emergentes es mayúscula, por eso debían entregar un coche que cumpliera con las expectativas de los clientes.

Para eso tomaron la base del Sandero normal, redujeron su altura, modificaron la suspensión, los frenos, el ajuste del volante, incluso le pusieron modos de manejo y le colocaron un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros de desplazamiento capaz de entregar 145 caballos de potencia, pueden sonar pocos, pero el peso del auto también es reducido ya que solo pesa 1,171 kilogramos.

La caja de velocidades es manual de 6 cambios y los rines son de 17 pulgadas en aluminio, en el interior las cosas cambian en los asientos pues tienen tela y acabados diferentes al combinar materiales y colores, algo que sin duda le da vida al interior del Sandero RS.

Los plásticos son los mismos de la versión “de calle”, el equipamiento destacable es el climatizador, la pantalla de 7” equipada con Media NAV 2.0 con navegador y sistema mirrorlink así como AHA, sensores de reversa, luces de día tipo LED, computadora de viaje y sistema de selección de modo de manejo.

El interior es suficientemente amplio para 4 adultos con todo y maletas, es una de las principales características del Sandero RS heredada de la versión de calle, el ser un vehículo amplio apto para la familia, sin embargo, la banca trasera recibe cambios mínimos y se percibe muy pobre en cuanto a sujeción lateral, algo que sin duda los pasajeros traseros resentirán en manejo deportivo.

Al volante el conductor recibirá una entrega progresiva y constante de la potencia, al no ser turbo no hay que esperar por ella, se entrega de forma lineal y los cambios se hacen de forma rápida, aunque se extraña algo más de precisión en la palanca de cambios.

Las seis velocidades se terminan más rápido de lo que quisiéramos y es que la entrega es tan lineal que no pierdes empuje hasta que ya vas muy rápido, la dirección es firme y los frenos hacen un gran trabajo al momento de detener al Sandero RS.

Es difícil descolocarlo, el Sandero RS te pide entrar en una curva tras otra gracias al ajuste de la suspensión por lo que la mayoría se sentirá más cómodo en pista o carretera de curvas que en largas rectas donde no se requiere ningún esfuerzo del coche.

Algo que tiene pendiente Renault en la gama derivada de Dacia en general es la mejora de los materiales y es que a pesar de que esta es la versión deportiva, Sandero RS, los materiales podrían ser mejores, pero algo más importante es la seguridad, cuenta con seguridad activa completa con ABS, control de tracción, Control de estabilidad, control de asistencia en pendientes, distribución electrónica de frenado y doble bolsa de aire, sin embargo me hubiera gustado más bolsas de aire por la propia orientación deportiva.

El precio es muy atractivo si consideramos el alto nivel de deportividad que es capaz de entregar, $264,900 pesos en México, lo cual lo convierte en una de las unidades más divertidas de conducir por debajo del límite de los trescientos mil pesos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here