IMG_20150204_171734~2

Esta es nuestra prueba Suzuki Swift Sport y por fin llegó, en color amarillo brillante (justo el que esperábamos); es un coche que no pretende ser discreto, llenamos los papeles correspondientes y después de mucho tiempo esperándolo tuvimos la oportunidad de conducir este deportivo del que solo sabíamos que era un coche especial.
Llave en mano nos subimos al Swift Sport y nos llevamos una grata sorpresa; el diseño del tablero es moderno, plásticos texturizados que ayudan a disimular su rigidez y lo hacen atractivo, las salidas de aire acondicionado centrales vienen enmarcadas en un plástico gris dándole un toque visual llamativo. Tenemos una pantalla de 6.1” que nos ofrece información de audio, manejo, navegación y cámara de reversa.
Encontramos costuras rojas en el volante y asientos, por cierto no podían ser asientos normales, son deportivos con unos pétalos laterales que sobresalen de manera que te abrazan al ponerte sobre ellos.
Activamos el clutch y presionamos el botón de encendido, se siente esa emoción única al descubrir algo por primera vez, hemos tenido la fortuna de manejar autos de varios segmentos y potencias pero sabíamos que algo especial ocurría con “nuestro” Swift Sport, enciende y por dentro no sucede mucho, solo se escucha un pequeño rugido inicial, nos percatamos que la línea roja del tacómetro comienza casi a las 8mil rpm, esto no es muy común, Suzuki no es común, todavía en compañía de la persona que nos entregó la unidad manejamos los primeros kilómetros de manera civilizada y descubrimos que es un auto cómodo en ciudad, sus seis velocidades ayudan a mantener bajas revoluciones y pareciera que estamos en una versión “citadina” del auto.

IMG_20150204_171816~2

Por fin quedamos solos, el auto es nuestro, su motor 1.6 litros con 134 caballos nos recuerda que está ahí cuando pisamos un poco de más el acelerador. Al fin, pareciera que hicimos primer contacto visual y todo explota, aceleramos a fondo y las revoluciones suben, pasan las 3 mil revoluciones y el motor agradece pues cambia la apertura de válvulas y pregunta ¿enserio quieres ir más allá? Respondo con el acelerador ¡SÍ! Y sube de vueltas con rapidez, llega a las 7 mil revoluciones, cambio de velocidad, el motor voltea a verme y me reta a seguir, sin saberlo vamos más rápido de lo que deberíamos y nos quedan tres velocidades más por engranar, la prudencia aparece en el espejo retrovisor juzgándome y dejo de acelerar, engrano sexta y el motor de nuestro Swift Sport pareciera cubrirse de nuevo en piel de oveja, me regala un manejo tranquilo, la suspensión es más dura que la versión “normal” pero no tanto como en otros deportivos, lo cual facilita mucho el manejo.  Llegamos a nuestro destino y todo mundo lo voltea a ver, se siente la aprobación que genera en su público.
Me bajo del auto y lo observo por un momento, pareciera guiñarme un ojo y decirme “aquí te estaré esperando”.
Hablemos del exterior, la versión Sport tiene algunas diferencias visuales, si bien el Swift es un auto muy agradable a la vista por un diseño positivo, buenas proporciones, superficies limpias, añadirle el alerón trasero, faldones laterales, un marco de los faros de niebla diferente y rines únicos para la versión ayudan a vestirlo con ese sabor Racing de la marca.

IMG_20150204_171836~3

Encontramos el equipo que esperábamos, un auto compacto con equipo de sedán de lujo, climatizador, sensores de reversa, cámara trasera, navegador, controles al volante, rines de aluminio de 16”, frenos de disco en las cuatro ruedas, etc., etc.
En la seguridad tenemos ABS, Control de Tracción, Asistencia de frenado, 6 bolsas de aire y unas buenas calificaciones en pruebas de choque.
Otro día más, nos percatamos que el consumo promedio es de 15.1km/L lo más cercano a la cifra oficial que hemos visto en un coche, esta es de 15.7 ¡wow!
Tocamos el botón de encendido y ruge, el auto esta frío, es una mañana helada en la ciudad de Guadalajara, todos los vidrios están empañados y manejamos con prudencia, el tráfico de esta gran ciudad no nos permite más que un manejo aburrido, pareciera que el mismo Swift va aburrido por el tráfico, esto nos da tiempo de apreciar algunos detalles, la piel del volante se siente muy bien, los retrovisores son grandes, el sistema de audio responde bien, encontramos una pequeña tapa en la parte superior del tablero que no habíamos visto, es un compartimiento no muy profundo pero que nos permite guardar sobre todo papeles o cosas así, muy bien, no olvidemos que proviene de un coche de masas que representa más del 50% de las ventas en México para la marca, algo que estamos seguros muy pronto va a cambiar con el Ciaz.
Seguimos lidiando con las miradas de otros conductores, incluso un propietario de un Swift Sport también amarillo nos mira desde varios coches detrás, veo que busca hacerse un hueco entre los autos y nos alcanza, se pone a un lado nuestro, voltea, sonríe y acelera, sin duda se siente afortunado de tenerlo, como yo aunque fuera por unos días.
Por fin, otra vez una vía rápida, lo mejor, kilómetros sin semáforos y trafico ligero. El motor voltea a verme, sonrío, bajo de velocidad y acelero a fondo, pareciera que el motor se sacude el cuerpo y comenzara a correr, todo sucede rápido, revoluciones altas, control total, la música de moda a través del sistema de sonido vía bluetooth, tercera, cuarta, quinta, la sonrisa es inevitable, el motor y la transmisión te dan la sensación control total, de estar listos para cualquier decisión, los neumáticos parecen ir pegados al asfalto y los frenos en cuanto los tocas reaccionan, definitivamente nos sentimos con control total de la situación, tomamos algunas curvas que pareciera solo nos dan mayor impulso, los autos delante de nosotros se cambian de carril al vernos por su retrovisor y los adelantamos como si estuviéramos en una carpeta roja y todos nos voltearan a ver, no podríamos dejar de agradecer esa admiración regalándoles un sonido de sinfonía a través del doble escape.

IMG_20150204_171642~2

Y llegamos de nuevo a nuestro destino, más rápido de lo que quisiéramos pues no queremos dejar de conducir, los demás días la historia se repetía y entendí por qué Suzuki es líder en diferentes segmentos, recordemos que algunas de las mejores motocicletas deportivas del mundo son Suzuki, aunque en México la presencia de la marca es discreta (por el momento) en algunos países como la India, más de la mitad del mercado es de Suzuki.
Llegó el día de despedirnos, al escribir esta nota aún tengo la llave en mi bolsillo, quisiera no tener que regresarlo, pero no me queda más que agradecer lo que hago y la oportunidad a la marca de conducir un auto que me recuerda la adrenalina que son capaces de entregar autos tan especiales como este. Algunos me dicen que hay otros hatch más potentes, es verdad, con motores turbo, no es que sea malo, sin embargo hay que esperar a que este reaccione, el Swift Sport es un deportivo “al desnudo”, lo que ves es lo que hay y es lo mejor del auto, pues las experiencias están ahí, sin tener que descubrir nada, sin esperar a que el turbo reaccione o que al coche le den ganas de correr.
Si tienes $254,000 pesos, aun puedes adquirir un Swift Sport en precio de promoción, si estás pensando en comprar un Sedan compacto de este precio ¡NO LO HAGAS! Corre a algún distribuidor Suzuki y maneja esta versión, es muy probable que si estas casado(a) esta visita termine en un regaño de tu esposa(o) pues quizá llegues con este auto a casa sin saber cómo explicar que te enamoraste.

6 Comentarios

  1. Hola estoy evaluando opciones, me llama mucho la atención el Sport. He leido comentarios de otros propietarios en foros sobre ruidos en el habitáculo y la guantera, como si trajera flojo algo. Tú notaste algo de esto? Aprecio tu respuesta sincera. Gracias.

    • Gracias amigo, si es probable que haya ruidos recuerda que el interior es practicamente el mismo que la versión no Sport, yo no tuve problemas de ruidos la semana que lo traje pero era unidad casi nueva y no me sorprenderia que con el uso rudo le salieran ruidos, practicmaente todos los de ese tipo los tienen por que el coche se somete a mayor estres.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here