El Volkswagen Vento se ha convertido en un favorito de las familias mexicanas que quieren un sedán comodo, de buen rendimiento de combustible, confiable y con equipo suficiente a un bajo precio.

Este sedán subcompacto tiene un diseño sencillo, sobrio y sin grandes riesgos que ayudan a que evolucione mejor con el paso del tiempo y que se siga viendo vigente, de hecho, el modelo tiene ya varios años en el mercado mexicano y sigue siendo una oferta muy actual en términos estéticos, esto favorece entre otras cosas la reventa.

El frente es sencillo y los menos expertos podrán confundirlo con un Gol, Jetta o hasta un Passat, es parte del efecto de la imagen de familia que la marca le ha impreso a todos sus modelos sedanes en México, la parte trasera si es particular para el Vento y el diseño es simple, dos calaveras a las esquinas y una tapa de cajuela con el espacio para la placa al centro y una barra horizontal cromada, la fascia también tiene un detalle cromado, no hay excesos ni riesgos estéticos que no tiene caso correr.

El interior es el mismo que el del Volkswagen Polo, dominado por el cuadro de instrumentos de relojes claros, computadora de viaje al centro y en la versión probada, All Star, controles de audio al volante, mismo que está forrado en piel, el arranque es por llave tradicional y al centro del tablero encontramos dos salidas de aire superiores, estéreo con reproductor de MP3, AM/FM, Bluetooth y MP3, hay manos libres y los controles del aire acondicionado se encuentran en la parte baja, solo por encima del hueco para guardar objetos.

El espacio interior es suficiente para cuatro adultos viajando cómodamente, los pasajeros traseros incluso podrán llegar a cruzar sus piernas siempre y cuando los delanteros vayan en posición correcta, las vestiduras se perciben durables y todo el interior está bien ensamblado, sin embargo, destaca la ausencia de materiales suaves al tacto, prácticamente toda superficie que este en contacto con nosotros es de plástico duro.

El espacio en cajuela es abundante gracias a sus 455 litros de capacidad lo que lo convierte en una gran opción para viajar en familia con todo y equipaje, si decidimos hacerlo, el motor 1.6 litros de cuatro cilindros con 105 caballos de potencia está dispuesto a movernos ágilmente con una buena capacidad para tomar curvas y una buena respuesta de aceleración sin llegar a ser contundente como lo sería un motor TSI, sin embargo puede mantener ritmos de 130km/h sin problema y con un consumo cercano a los 15km/l en carretera mientras en ciudad logramos promediar entre 12 y 13 km/l.

El manejo en ciudad está orientado a la comodidad, la dirección es suave y el motor entrega la fuerza suficiente para hacer adelantamientos, contar con aire acondicionado, vidrios eléctricos, reproducción de audio por bluetooth, etcétera hace que Volkswagen Vento sea un buen compañero en el tráfico del día a día en ciudades grandes.

La seguridad está a cargo de dos bolsas de aire frontales, frenos con ABS, sistema de anclaje ISOFIX y cinturones de seguridad de tres puntos, nos gustaría poder tener más bolsas de aire y control de estabilidad.

Un sedán de orientación familiar que encuentra sus fortalezas en la comodidad, rendimiento de combustible, espacio interior y valor de reventa.

Los precios en México según la versión, son:

Starline, desde: $199,990

Comfortline, desde: $221,990

Comfortline TDI, desde: $254,990

Highline, desde: $246,990

2 Comentarios

  1. Excelente artículo Alonso, breve pero con muchos datos. Donde puedo ver la fecha de publicación de este artículo? sería muy útil ponerle fecha a los artículos que publican para saber de que año son los coches.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here