Volkswagen Tiguan 2018 está a semanas de su presentación oficial en México, pero nosotros ya la probamos y pudimos comprobar lo profundo de los cambios respecto al modelo anterior y lo claro que está que Volkswagen no quiere que sea una más del segmento, sino la mejor.

Con poca información oficial sobre precios y especificaciones la intriga respecto a la nueva Tiguan 2018 creció más ahora que pudimos manejarla, lo hicimos con el motor de cuatro cilindros 1.4 litros de 150 caballos de potencia, podrán parecer pocos caballos sin embargo hay que recordar que los motores turbo no sufren de perdida de potencia por la altura, es decir que serán reales independientemente de la altura respecto a nivel del mar a la que se circule.

El desempeño junto con la caja DSG de 6 velocidades es bastante agradable y eficiente, el turbo lag es notoriamente menor a lo que hemos visto en otros modelos y el motor empuja con suficiente fuerza haciendo que sintamos la fuerza de un motor más grande, algo importante de mencionar es que Tiguan 2018 con este motor es la primera del segmento en incorporar desconexión automática de cilindros, hay momentos donde puede circular con solo dos cilindros funcionando, esto se traduce en menores consumos de combustible.

La caja DSG de 6 cambios es rápida en los cambios como la marca nos tiene acostumbrados y coadyuva al conjunto mecánico a funcionar con agilidad y eficiencia, la dirección y suspensión de Tiguan 2018 están enfocadas a la comodidad sin dejar la firmeza en el manejo que caracteriza a la marca, con esto la sensación de control y seguridad detrás del volante es permanente.

La seguridad por lo poco que sabemos oficialmente estará a cargo de 6 bolsas de aire, frenos de disco con ABS, EBD, ESP y control de tracción, así como frendo multicolisión, son sistemas que se han convertido en una constante en los últimos lanzamientos de la marca con este tipo de motor.

En el interior de Tiguan 2018 los materiales y ensamble nos recuerdan al Volkswagen Golf, líder de su segmento que se ha hecho popular por su buen ensamble y materiales de calidad, en Tiguan se sigue la receta y nos encontramos con un tablero de buenos materiales, un ensamble preciso y ausencia de ruidos; el equipamiento en la versión que probamos constaba de una nueva pantalla de 8 pulgadas touchscreen con conectividad vía Bluetooth, Android Auto, Apple CarPlay y Mirror link, garantizando la posibilidad de conectar de manera eficaz nuestros dispositivos de comunicación.

El aire acondicionado es manual y la capacidad de alcanzar la temperatura deseada en el interior de Tiguan 2018 es rápida, el volante viene forrado en piel y es multifunciones, tiene controles de audio y de la computadora de viaje que por cierto, tiene una nueva pantalla al centro del cuadro de instrumentos que ahora es a color; la posición de manejo nos hace sentir en un SUV de mayor tamaño, incluso más cercano al segmento superior al que pertenece Tiguan 2018 por la altura y lo largo que esta esta segunda generación.

El espacio interior en las dos primeras filas es abundante, los pasajeros viajaran cómodamente en asientos de tela de buena calidad y con una sujeción lateral firme, la segunda banca tiene espacio suficiente en altura y largo para piernas, detrás de los asientos de la primera fila hay unas mesas de servicio para los pasajeros de la segunda que son regulables en altura y que tienen portavasos; el acceso a la tercera fila de asientos que por lo que sabemos será equipamiento de serie es a través de una jaladera en el respaldo de la segunda fila la cual libera el mecanismo para reclinarlo y poder dar acceso a dos asientos ideales para niños pequeños que viajaran con sus propios portavasos y cinturón de seguridad.

El espacio de cajuela con las tres filas de asientos ocupadas es suficiente para tres maletas medianas, si plegamos la tercera fila de asientos el espacio crece exponencialmente y ofrece una de las cajuelas más amplias del segmento.

Si el precio de la nueva Tiguan 2018 es competitivo frente a sus rivales estamos seguros que tendremos a la nueva líder del segmento, como producto sus clientes encontraran un manejo firme, hasta divertido, buenos consumos, seguridad, tecnología de conectividad y también para el rendimiento de combustible, un diseño fresco y solido, en fin, esperamos conocer los precios la primera semana de julio para saber con certeza su verdadera posición en el segmento más reñido no solo en México, sino a nivel mundial y en el que Volkswagen pretende ser líder.

(Actualizado en precios)

  • Trendline $399,990
  • Trendline Plus $429,990
  • Comfortline $469,990
  • Highline $589,990

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here