México es uno de los mercados donde el segmento de las pick up del tamaño que sea es exitoso, pero el de las V6 donde compite Nissan Frontier V6 PRO4X es tal vez el más pequeño, con solo dos opciones al día de hoy también convive en precio entre las 4 cilindros que ya en tamaño son casi iguales y las grandes con precios ya por encima del millón de pesos.

En los años más recientes a pesar de que el modelo era querido, quedaba a descubierto la necesidad de una renovación, no solo por diseño, también por motor, transmisión, equipamiento, que ya pertenecían a una década pasada.

Por eso la marca se enfocó en darle todo a esta nueva Nissan Frontier V6 PRO4X, comenzando por el motor V6 3.8 L de 310 caballos de potencia y 281 lb-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de 9 velocidades con bloqueo de diferencial trasero electrónico, 3 placas protectoras de la parte baja, 4×4 Shift on the fly, suspensión con amortiguadores Bilstein, rines de 17” con llantas todo terreno y una capacidad de arrastre de 2,821 kg y de carga de 499 kg.

La calidad de marcha es algo a destacar, con un bastidor cómodo, en el recorrido que hicimos durante la presentación logramos alcanzar velocidades de entre 150/160 km/h en ambiente controlado y tanto la suspensión como la dirección hicieron un loable trabajo tratándose de una Pick up.

Algo que notamos es que gracias a la transmisión de 9 cambios el motor puede ir muy relajado a estos ritmos, donde a esta velocidad iba apenas por encima de las 2 mil revoluciones por minuto, una pick up del segmento de 4 cilindros no iría con esta calidad de marcha y mucho menos con el motor tan relajado a esta velocidad.

Ahí es donde encontramos también la diferencia en el tipo de cliente, donde Nissan Frontier V6 PRO4X piensa en llevar a sus propietarios a lugares fuera de la ciudad cada fin de semana, con mejor espacio, con más seguridad, con mejores acabados y audio premium.

Hablando de seguridad, se tienen todas las asistencias como ABS, EBD, VDC (ESP), y asistencias como el frenado automático de emergencia, control crucero adaptativo, seguimiento de baja velocidad, entre otros. Cabe mencionar que en el tráfico de la CDMX los asistentes de frenado podían llegar a ser intrusivos, no están calibrados para el mal manejo de nosotros, frenaban la camioneta cuando te pegabas al auto delantero, vamos, ellos saben manejar mejor que nosotros.

Todo esto en un empaque sumamente atractivo con iluminación full led delantera y trasera, un frente robusto, moderno, con el logotipo Nissan en negro y contornos en color rojo además de una gama de colores más completa y moderna.

Esta modernidad llega al interior donde en la parte trasera hay compartimientos para objetos debajo del asiento trasero, los pasajeros delanteros tendrán calefacción en los asientos, pantalla de 9” en alta definición con Android Auto y Apple CarPlay, sonido firmado por Fender y un cuadro de instrumentos con una pantalla de 7” donde puedes ver información del manejo Off Road, desde la inclinación hasta el sistema de tracción 4×4.

Durante la prueba off Road pudimos comprobar las capacidades fuera del asfalto, en tierra, arena, piedras, el escenario que eligió la marca en México fue simplemente correcto, es impresionante la facilidad con la que vehículos modernos como Nissan Frontier V6 PRO4X puede circular por estos caminos realmente difíciles con solo girar la perilla para seleccionar el tipo de tracción, activar el asistente de descenso o arranque en pendientes y disfrutar de la ruta sin temor a fracasar en el intento.

La altura al suelo es correcta, los más aguerridos tal vez disfruten de levantarla un par de pulgadas más para pasar con mayor confianza principalmente en caminos de rocas, pues aunque se tienen 3 placas de protección de bajos, siempre se puede mejorar.

Sin duda, Nissan Frontier V6 PRO4X se corona como la mejor pick up del segmento frente a su único rival directo, Toyota Tacoma, quien ya peca también de mucho tiempo en el mercado, que aunque tiene buenas capacidades empieza a cargar con el peso de la edad. Existe competencia alternativa muy interesante como la propia Frontier PRO4X de 4 cilindros, Ranger Wildtrack o L200 Diésel 4×4, sin embargo, ninguna de ellas tiene ni la calidad de casados ni de marcha y desempeño que si tiene este nuevo modelo.

El precio para esta única versión en México es de $978,900 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí