Para los occidentales es muy común hablar de la identidad de marca, sin embargo, para las marcas de autos chinos es algo relativamente nuevo, se han tenido que adaptar a los gustos globales para aumentar su competitividad.

Después de haber sido juzgados en sus inicios por replicar diseños, las marcas más importantes han ido encontrando su propia identidad de marca y la han adaptado, claro que en algunos casos podrá recordar a una u otra, pero es importante recalcar que por fin, están tomando un rumbo de diseño muy importante.

Te puedes preguntar, ¿Por qué es importante la identidad de marca?, si no fuera importante no podrías reconocer a simple vista un Volkswagen, un BMW o un Mazda, al menos no tan fácil como lo haces hoy en día.

Este ADN como se le llama es la herramienta estética más importante que tienen las marcas para diferenciar sus autos de la competencia, algo que las marcas de autos chinos veían desde una perspectiva totalmente diferente, para ellos era más importante presentar coches totalmente nuevos y diferentes, buscando sorprender al consumidor con cada lanzamiento.

HAVAL y JAC son dos marcas de autos chinos que parecen haber encontrado su propia identidad de marca, podrá gustarte o no, podrás encontrar áreas de mejora o no, pero no puedes negar que es un gran paso que ahora ya se pueda ver su ADN.

Por una parte, HAVAL está enfocada en SUV de lujo, se destaca por el nivel de acabados, aunque el diseño de sus camionetas puede parecer poco propositivo, la marca ha ido creando su propia identidad de forma discreta.

Modelos como el HAVAL H6 son discretos, sin embargo, ya se logra identificar como marca, si pasamos a modelos como el F7X encontramos un diseño más agresivo, moderno, fresco, pero manteniendo esa misma identidad, sin duda comienza a abrirse camino dentro de las marcas de autos chinos.

JAC es otra marca que ha descubierto su propio ADN, la marca que al día de hoy tiene un diseño diferente para cada modelo está lista para sorprender a propios y extraños con su nueva identidad de marca.

El primer producto en México con el que podremos ver este nuevo ADN será el nuevo sedán tipo “liftback”, el JAC J7, que busca competir en uno de los segmentos más complejos del mercado, el de los sedanes compactos donde se enfrentará a VW Jetta, Mazda3, Nissan Sentra entre otros.

Una de las cartas fuertes será el motor turbo, esperamos que sea similar al que utiliza JAC Sei4 pero adaptado a este nuevo sedán, también será el primer modelo de la marca en presentarnos una nueva interpretación del diseño interior, con acabados y ensamble superiores.

Otro modelo que acaba de presentar en el Auto Show de Chengdu es el X8, un SUV Coupé listo para competir con modelos como Ford Edge o VW Atlas Coupé, al menos al parecer estará entre esos segmentos y su diseño se trasladará a Sei7.

Este nuevo ADN de la marca se caracteriza por una gran parrilla frontal, pareciera una boca abierta con barras verticales que unen la parte superior e inferior, recuerdan al mundo marino y le dan su propia personalidad.

Todavía no hay fecha para los lanzamientos en México ni, está confirmada la llegada de todos los modelos, pero nos podemos dar una idea de lo que le depara en el futuro a la marca y de cómo las marcas de autos chinos han ido buscando crear su propia identidad de marca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here