Los perros robot de Boston Dynamics ya encontraron un hogar, la planta de transmisiones de Van Dyke de Ford. La marca quiere optimizar recursos y tiempo para escanear la planta y poder rediseñarla y hacerla más eficiente.

Los robots de Ford tienen un peso de 32kg y como una mascota pueden sentarse, dar la pata y hasta jugar, pero, a diferencia de tu perro doméstico, Fluffy y Spot, como han sido nombrados, pueden escanear con una cámara 360 grados y moverse en inclinaciones de hasta 30 grados.

Además, pueden subir escaleras sin parar por horas, es decir, mucho del trabajo realizado por ingenieros ahora podrá ser llevado a cabo por estos robots en la planta de Ford, ambas unidades son alquiladas a Boston Dynamics.

Fluffy y Spot utilizan 5 cámaras para ver su entorno y pueden avanzar hasta a 4.8 km/h, su batería puede durar casi dos horas y son capaces de escanear el piso de la planta para ayudar a los ingenieros a realizar el re-diseño más eficiente.

Si se hubiera decidido escanear la planta de Ford en Van Dyke de forma tradicional se hubieran tardado hasta dos semanas y hubiera tenido un costo de $300,000 USD. Con los robots de Boston Dynamics se puede hacer en una fracción del costo y del tiempo que se tendría que haber invertido.

Se pueden operar a una distancia de hasta 50 metros a través de una aplicación, permite ver al operador de forma remota lo que está pasando y en caso de detectar algún posible accidente puede detenerse.

Existen tres pasos operativos para Fluffy y Spot:

  • Caminata por terreno estable
  • Deambulación por terreno irregular
  • Velocidad especial para escaleras

Al tener frente a nosotros uno de los primeros usos productivos del desarrollo en robótica más allá del ensamble de piezas nos preguntamos si en el futuro la fuerza laboral humana seguirá siendo importante o simplemente dejaremos en los robots todo el trabajo físico o presencial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here