Hablar del León Cupra siempre ha sido equivalente a hablar sobre deportividad, desde su nacimiento el modelo deportivo que ha tomado como base al León normal se ha convertido en uno de los hatchbacks deportivos de mayor reconocimiento a nivel mundial.

Su primera generación ha sido tal vez la más emblemática y la que le gano el reconocimiento que hoy en día tiene, sin embargo la generación actual tiene méritos propios para seguir ganando adeptos, desde la posibilidad de tener una carrocería tres puertas hasta el motor 2.0 TSI y la caja de doble embrague que para los más ortodoxos suena a pecado pero que en la práctica hace un trabajo mucho mejor que el de la mayoría de las personas logramos de manera manual.

El diseño de esta generación de León Cupra da un giro y pasa de las líneas redondas y grandes curvas de generaciones anteriores a líneas y ángulos rectos, una forma más ligera y mucho menos radical, esto tienes dos caras, habrá quien lo agradezca pues no quieren que su coche grite que es un gran deportivo y quienes buscan lo contrario podrán sentirse poco llamativos.

La eliminación está a cargo de luces LED de noche y día que imprimen personalidad al frente del auto en cualquier situación, las calaveras traseras también recurren a tecnología LED y los rines son de 18 pulgadas que para esta versión Black & White son precisamente en acabado blanco mate, así como diferentes accesorios como el marco de la parrilla, espejos y acabados interiores en color blanco contrastando con el negro general del coche.

Hablando del interior del León Cupra el espacio es suficiente para cuatro personas que encontraran mejores acabados a los que SEAT nos tenía acostumbrados y mucho equipo, tanto de seguridad como de infotenimiento y es que la pantalla del sistema de sonido cuenta con conectividad con Android Auto y Apple CarPlay y el sistema de sonido está firmado como SEAT Sound System y tiene un desempeño mucho más que satisfactorio.

El volante forrado en piel tiene un buen agarre en situaciones límite y permite un manejo deportivo sin perder confianza en lo que hará la dirección, la suspensión delantera es independiente y la trasera multilink.

El motor del León Cupra es un 2.0 de tecnología de inyección directa, Turbo, con 265 caballos de potencia dirigidos a las ruedas delanteras a través de una caja DSG de doble embrague y 6 cambios, sin duda hay momentos en que las ruedas delanteras y el sistema de control de tracción se ven rebasados por la potencia del León Cupra y llega a sorprender el “pataleo” que se puede sentir al momento de querer controlar la potencia, si fuera tracción integral sería maravilloso.

La seguridad está a cargo de 7 bolsas de aire, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, control de estabilidad, autobloqueante electrónico, asistente de arranque en pendientes, sistema de freno automático post colisión y sistema de respuesta dinámica.

El León Cupra suda deportividad, tiene la ventaja de permitir viajar con tres adultos más, el espacio de cajuela es suficiente para las maletas de cuatro personas que viajarán con total comodidad gracias al climatizador, techo panorámico, sistema de sonido y que aparte lo harán seguros y con mucha diversión, el precio para la versión Black & White es de $439,600 pesos mientras la versión normal con carrocería tres puertas tiene un precio de $429,500 pesos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here