Se lanzó Kia Rio para México y estuvimos presentes y pudimos comprobar los nuevos caminos que la marca tomará en cuanto a diseño se refiere, hasta hace pocos años KIA no era una marca que llamará los reflectores por tener diseño particularmente agradables, había diseño exóticos como el del Soul pero la gente a pesar de aceptarla de buena manera aun no sabia bien que esperar de la marca.

La primer generación que conocimos de KIA Sportage en México por ejemplo funciono como embajadora de la marca para ir adaptando a los mexicanos al estilo de diseño de la firma coreana que viene ahora firmado por Peter Scheyer, el diseñador que dio vida a la primera generación de Audi TT por ejemplo y que estuvo en Grupo Volkswagen por algún tiempo, por eso es fácil encontrar rasgos o inspiración en modelos que hemos visto en la marca alemana pero con una libertad que le han dado los coreanos que aparentemente se veía frenada por la frialdad de los alemanes.

KIA RIO

El KIA Rio es después de la actual generación de KIA Sportage el siguiente embajador del nuevo lenguaje de diseño de la coreana y es sumamente agradable el resultado, durante este lanzamiento que se llevo a cabo en el norte del país los diferentes medios que asistimos pudimos conocer la nueva generación del KIA Rio tanto estética como dinámicamente.

En el exterior encontramos lineas solidas, la nariz de tigre es de una pieza y la ventilación ahora se lleva a cabo por la rejilla inferior en la fascia delantera, da la impresión de ser una boca grande con los faros de niebla a los costados sobre una toma de aire y los faros principales pueden ser de halogeno bifocal o de proyección con iluminación diurna tipo LED según el acabado de equipamiento, el costado esta muy bien marcado por una linea que nace desde el frente del cofre atravesando las puertas laterales y dando un acabado muy marcado en la parte trasera, hacia debajo de esa linea están las calaveras traseras tipo LED, porta placas y fascia trasera.

KIA RIO

La versión que pudimos manejar era la EX Pack que tiene rines de 17 pulgadas y asientos de piel en el interior, el ensamble de los plasticos esta muy cuidado y los materiales en general son de buena calidad aunque extrañamos partes acojinadas en el tablero, todo es plástico rígido con diferentes tonos, el plástico de la parte superior del tablero brilla más de lo que me hubiera gustado sobre todo con el sol totalmente encima del KIA Rio, un acabado mate estaría genial.

El ensamble es cuidado y el diseño es atractivo con una pantalla central flotante que en el caso de esta versión es touch de 7 pulgadas compatible con Android Auto y Apple Carplay lo cual dota al KIA Rio de navegador gracias a estos dos sistemas.

KIA RIO

El motor es 1.6 de cuatro cilindros con 121 caballos de fuerza y 111 lb-pie de torque acoplado a una caja automática o manual de seis velocidades en ambos casos, a pesar de la perdida de potencia el KIA Rio se siente ágil en la mayoría de los casos y donde se extraña principalmente el mayor torque es en el momento de realizar adelantamientos a altas velocidades, también a ritmos altos el viento hace su parte y por encima de los 160km/h puede haber nerviosismo al volante por el viento cruzado principalmente por el enfoque de comodidad de la dirección, se extraña un botón que endurezca la misma y permita mejor sensación de seguridad a altas velocidades.

Sin duda el KIA Rio esta hecho para las curvas y a pesar de no tener suspensión trasera independiente es capaz de entrar a cualquiera de ellas y pedirte que aceleres para salir de ella ganando velocidad, no hay sobresaltos y el control de estabilidad se encarga de recuperar la trayectoria en caso de que el exceso de confianza te haya hecho entrar más rápido de lo normal.

El ajuste del bastidor del nuevo KIA Rio incluso pide un motor turbo, algo que seguramente llegará después del Forte Turbo, y es que el motor 1.6 es suficiente para moverlo decentemente con consumos en nuestro caso de alrededor de 10km/l con manejo en autopista y carretera exigiéndole al pedal del acelerador, pero deseo fervientemente ponerle las manos a ese chasis con motor turbo y caja manual en carretera de curvas pues si en la configuración atmosférica lo hizo bien, con un motor turbo debe ser adictivo.

Los precios no están confirmados pero se espera que comienze por debajo de los 200mil pesos para la versión L, con solo dos bolsas de aire y vaya hasta los $279,900 pesos para la versión EX Pack.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here