Processed with VSCOcam with a4 preset
Infiniti QX70 S, en la escuela o tal vez en nuestra colonia siempre ha habido un grupo de jóvenes que podrían considerarse como los jóvenes rudos del barrio o del colegio. En el mundo de los automóviles esto se repite por segmentos, tenemos los autos del segmento de los “City Cars” que generalmente tienden a proyectar una imagen de autos amigables, fáciles de conducir y siempre listos para trabajar para nosotros.
Por otro lado existen segmentos que buscan proyectar todo lo contrario, Infiniti cuenta con un exponente en el segmento de los Crossover rudos, el QX70 S es parte de este segmento en el que encontramos BMW X6 o Jeep Grand Cherokee SRT-8 que aunque no es un Crossover si es parte del club de los rudos.
Vamos a explicar por qué este Infiniti QX70 S pertenece al club de los rudos, lo primero en nuestra unidad de prueba es el color, una especie de color negro/uva que solo se puede apreciar bien ante el sol directo, interesante, nuestra versión “S” cuenta con enormes rines de 21” pintados en color negro, así como los retrovisores también en color negro, de entrada sabemos que es un Crossover que no pretende ser quien lleve los niños a la escuela en la mañana, para eso están los SUV light.

Processed with VSCOcam with a4 preset

No, este crossover quiere ser el jefe de familia y tiene los elementos necesarios para serlo, primero abrimos la puerta de buen peso, se siente sólida y encontramos un interior cuidado al extremo, piel abundante, costuras en color morado en asientos, volante y transmisión dan el aspecto que deportividad que buscamos.
Nos subimos, literalmente tenemos que subir al auto porque es de gran altura y vemos las dos salpicaderas delanteras sobresalir al frente, tal como en el Nissan Juke pero en mayor proporción, como si estuviéramos detrás del volante de un Porsche, el cuadro de instrumentos es completo, tenemos una pantalla de 7”, toda la información, contrario a su hermano menor el Q50 solo disponemos de una pantalla, los demás controles son tradicionales con botones de muy buena sensación y ubicación, nos gusta mucho el reloj ubicado al centro muy al estilo de los grandes sedanes de lujo.
El espacio es abundante, hablamos de un Crossover de casi 5 metros de largo, encendemos el botón y nos saluda con un sonido único, la transmisión engranada en D y nos ponemos en marcha, es un auto que no solo se siente grande, lo es, y mucho, al principio da la sensación de no caber en los carriles, algo que a los pocos kilómetros aprendes a controlar, la respuesta del acelerador demora un poco más de lo esperado pues el peso de casi dos toneladas obliga a la caja a reducir de velocidad y agarrar vuelo.
Hasta que nos metemos al trafico entendemos que somos parte del club de los rudos, los demás conductores nos voltean a ver, primero el color llama la atención, luego los rines negros, todo llama la atención, es muy fácil cambiar de carril pues la mayoría de los autos busca guardar distancia del QX70S, no sé si porque lo están admirando o simplemente porque les impone su diseño y tamaño, como sea esto hace más fácil que podamos hacer algunas maniobras.
Mover los enormes rines requiere de esfuerzo por parte de la dirección y cuando nos estacionamos se nota mucho el peso de los neumáticos, es un crossover que responde bien, cuenta con el famoso V6 3.7 Litros que en esta ocasión nos entrega 327hp con tracción integral.
Ya nos sentimos no solo los jefes de familia sino los jefes de las calles también, es potente, es fuerte, suena bien y lo mejor, todo mundo pareciera respetarlo. También es práctico, tenemos apertura eléctrica del portón trasero, un área de carga muy profunda y asientos abatibles, suficiente espacio para 4 personas.

IMG_20150208_181126~2

El equipamiento incluye sistema de sonido BOSE con 2 Subwoofers en el que podemos escuchar desde una sinfónica hasta 50 Cent con total fidelidad, asientos de piel, climatizador dual, asientos calefactados y con enfriamiento, sistema AroundView Monitor que te permite ver en 360° lo que sucede alrededor del crossover, control dinámico, todas las asistencias de frenado y tracción, aunque extrañamos los sistemas de monitoreo de punto ciego, de perdida de carril o el control crucero adaptativo que pudimos probar en el Q50.
Su precio, $869,000 pesos, lo convierten en una opción mas asequible frente al BMW y mas dinámica y confiable que un Grand Cherokee SRT-8, por este precio accedes al club de los rudos con grandes cartas y demostrando quien es el jefe de familia.
Equipo Interior:
  • Sistema de audio BOSE con 9 bocinas y 2 Subwoofers
  • Asientos en piel.
  • Climatizador bi-zona.
  • Asientos con calefacción y enfriamiento.
  • Sistema Around View Monitor.
  • Centro de infotenimiento de 7”.
  • Asientos con memoria.
  • Volante en piel
  • Quemacocos eléctrico.
  • Espejos abatibles eléctricamente.
  • Computadora de viaje.
  • Sistema Keyless Entry.
  • Acabados en Aluminio.
Equipo Exterior:
  • Rines de 21” en color negro.
  • Espejos retrovisores eléctricos en color negro.
  • Manijas cromadas.
  • Faros de niebla
  • Parrilla en color negro
  • Faros Bi-Xenón
  • Molduras en acabado ahumado.
  • Spoiler trasero.
Motorización y Seguridad:
  • Motor V6 3.7 litros 327 HP. Con apertura y elevación variable de válvulas.
  • Frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD, Control de Cambios Adaptable, Adaptación del régimen al reducir velocidades, All Wheel Drive.
  • 6 bolsas de aire.
  • Cabeceras Activas.
  • Cinturones de seguridad con pretensores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here