El Infiniti QX30 es uno de los hatchbacks más bonitos que hay actualmente, es más si hubiera un concurso de belleza estoy seguro que sería el ganador, sus líneas son orgánicas y marcadas, es puro musculo y eso es muy agradable.

Estrena la parrilla de la marca que pronto veremos en Infiniti Q60, otro ganador de concursos de belleza y es que el diseño agradable no está en duda, los rines en doble tono están acentuados con detalles en color purpura, la iluminación frontal LED le da vida a la cara del Infiniti QX30 y los hombros marcados en la parte trasera aportan solidez.

El interior está lleno de buenos materiales como es de esperarse en un auto de la marca, los asientos son cómodos, hay buen equipamiento como el sistema de cámaras llamado Around View Monitor sin embargo al compartir plataforma con Mercedes Benz también comparten muchos elementos del interior y es donde comenzamos a desconcertarnos pues por ejemplo algunos botones y la palanca de velocidades nos recuerdan a la marca alemana.

El cuadro de instrumentos y las gráficas de la computadora de viaje son totalmente Mercedes Benz entonces las cosas comienzan a parecer fuera de lugar, el espacio interior se ve sacrificado por el diseño, si valoras el diseño no te importara, pero si quieres ir cómodo el interior del Infiniti QX30 a pesar de tener buenos materiales logra transmitir una sensación de poca habitabilidad principalmente por lo bajo del techo y lo intrusivo del pilar A.

El motor 2.0 Turbo de cuatro cilindros entrega 208 caballos de potencia a través de una caja de doble embrague y 7 velocidades que a régimen alto tiene un buen funcionamiento sin embargo en los arranques el turbo lag se deja notar marcando la demora de entrega de potencia.

La suspensión es firme y los cambios de carril o la toma de curvas es eficiente, seguramente mantener altas velocidades no será problema ni para el motor ni para la suspensión.

La seguridad está a cargo de cuatro frenos de disco con ABS; sistema de advertencia de cambio de carril, sistema de advertencia de punto ciego, control dinámico electrónico, sistema de prevención de colisión frontal con frenado electrónico, siente bolsas de aire y control crucero con sensor de proximidad.

El precio para la versión Sport Plus es de $659,900 pesos, algo elevado tomando en cuenta que dentro de la misma familia encontramos el Infiniti Q50 con motor V6 de 327 caballos de potencia, tracción trasera y un precio desde $589,900 pesos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here