El Ford Fusion Sport es la apuesta de la marca por llegar a clientes que buscan un sedán de alto desempeño con buen equipo, valor precio y seguridad, es el sedán más potente de una marca no premium y aunque nos cuesta trabajo asimilar su precio lo que es cierto es que por esa cantidad difícilmente encontrarás un sedán tan completo.

La estética exterior es conocida, salvo los cambios en fascia, parrilla al más puro estilo Ford Performance, rines y spoiler trasero el Fusion Sport puede pasar desapercibido para la mayoría, algo que se agradece en tiempos de inseguridad, pero no pienses que no es atractivo, por el contrario, desde su presentación el Fusion siempre ha sido uno de los sedanes más interesantes estéticamente hablando del segmento de los medianos.

Al interior las cosas siguen la misma filosofía del exterior, los materiales en su mayoría son agradables al tacto, solo hay algunos plásticos que nos gustaría fueran de mejor tacto, por ejemplo, el que rodea a la pantalla del centro de infotenimiento, se siente frágil y da la sensación de que con el paso del tiempo puede generar rechinidos, es una sensación que no sabemos si será cierta pues no hemos convivido tanto tiempo con él.

El espacio es suficiente para cuatro adultos viajando con comodidad tanto en espacio para rodillas como en altura al techo, de hecho los pasajeros de la banca trasera tienen buen espacio, aunque la caída del techo es pronunciada este por dentro tiene una forma que aumenta el espacio para la cabeza de los ocupantes quienes viajan con una larga lista de equipamiento como es el sistema SYNC3 con Android auto y Apple CarPlay, climatizador, audio firmado por SONY, vidrios, cristales y seguros eléctricos, quemacocos extra grande sin ser un techo panorámico y en seguridad destacan las 8 bolsas de aire que protegen a los ocupantes del Ford Fusion Sport.

El manejo es deportivo, la marca no se contuvo al poner en el Fusion Sport un motor V6 ecoboost con 325 caballos de potencia acoplado a una caja automática de 6 cambios y tracción a las cuatro ruedas, para ello lo dotó de cuatro frenos de disco, control de estabilidad, tracción y distribución electrónica de frenado.

La sensación detrás del volante si bien no es la de un Focus RS si es lo suficientemente deportiva para emocionarte y sobre todo para hacerte sentir en un auto capaz de dejar a la mayoría detrás de él, principalmente en autopista donde la mayor potencia y el sistema AWD ayudan a tener un manejo ágil.

El precio de $690,000 pesos parece alto, pero si hacemos una suma del equipo de comodidad, lujo, acabados y sobre todo el conjunto mecánico nos damos cuenta que el Ford Fusion Sport es un verdadero sedán de alto desempeño que bien vale pagar por él.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here