Ford Fiesta ST es un auto que como su nombre lo dice, toma como base el popular Fiesta, ese que ha dado alegrías y dolores de cabeza a la marca en tiempos recientes pero que en su generación actual ha sido reconocido como un auto de un buen desempeño dinámico, por eso no es de sorprender que el Fiesta ST tenga el mejor desempeño dinámico de su segmento desde mi punto de vista.

Y es que se trata de un hatchback compacto de 5 puertas con modificaciones exteriores que lo hacen ver como todo un deportivo, amén de los rines de aluminio de 17 pulgadas exclusivos para esta versión y el escape doble trasero, la parrilla deportiva, el difusor trasero entre otros, pero un auto puede parecer deportivo sin serlo en realidad con bastante facilidad, el Fiesta ST no solo parece, sino que se maneja como tal.

Desde que abrimos la puerta del conductor nos topamos con un interior modificado, los asientos en piel parcial y tela en color naranja con costuras también en color naranja nos hablan de esa deportividad, los delanteros en especial al ser firmados por RECARO con un diseño totalmente enfocado a sujetar a los pasajeros con la mayor firmeza a alta velocidad, el cuadro de instrumentos está graduado hasta los 260 km/h y lo mejor, encontramos un pomo de la palanca de velocidades con cubierta ST de un recorrido corto, ideal para el manejo deportivo.

Al encender el Fiesta ST a través del botón ubicado a un costado del cuadro de instrumentos después de haber presionado el embrague y freno al mismo tiempo, cobra vida un motor 1.6L Ecoboost de 197 caballos de potencia listos para recorrer el camino que se le ponga por delante; el tacto del embrague es más firme que en el de un hatchback de su tamaño pero es algo natural al tratarse de un deportivo, el recorrido de la palanca de cambios es corto, solo se antoja un volante más deportivo, parece ser heredado de una Ford Explorer y en un SUV está bien, en un deportivo se agradecería uno especial con mejor tacto y menor tamaño.

Engranamos primera velocidad y el turbolag es mínimo, el pequeño motor 1.6L nos impulsa casi desde cero con gran facilidad, engranamos primera, segunda y las demás velocidades hasta llegar rápidamente a la velocidad deseada, si encontráramos una recta suficientemente larga estoy seguro que rebasaríamos los 200km/h con mucha facilidad, la sensación de seguridad que transmite el Fiesta ST ayuda a que se incremente la diversión, algo que otros modelos como el Polo GTI no logran transmitir con tanta claridad pues el eje delantero se llega a sentir rebasado por la potencia, eso no pasa en el Fiesta ST, el eje delantero es capaz de administrar los 197 caballos con mucha facilidad, no hay sobresaltos, solo aceleración constante.

Los frenos de disco en las cuatro ruedas son eficientes al momento de controlar al Fiesta ST y la suspensión mejorada por Ford Performance no nos hace extrañar la suspensión trasera independiente, está ajustada para ser deportiva sin ser incomoda; en curvas este ajuste se nota más pues no hay nerviosismo ni brincos del eje trasero.

El Fiesta ST es un auto que te emociona desde que lo ves, te subes y lo enciendes, hace que tu pulso se acelere conforme engranas una velocidad tras otra y el sonido del escape se queda grabado en tu mente, me gustaría mayor amplitud interior, también que hubiera tres puertas pero nada de eso lo cambiaría por la deportividad del que desde mi punto de vista es el mejor pocket rocket del segmento, no solo por el gran desempeño dinámico sino porque también está equipado con un muy buen nivel de seguridad que incluye 7 bolsas de aire, ABS, EBD, control de estabilidad, asistente de arranque en pendientes y tampoco deja de lado el equipo de lujo con un sistema de sonido firmado por SONY con el sistema SYNC3, quemacocos, vidrios y seguros eléctricos y climatizador.

El precio para la única versión disponible del Fiesta ST en México es de $363,500 pesos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here