Ford Focus RS: El Ford Focus RS es el más rápido que se ha producido de serie del popular modelo hatchback de la marca norteamericana, eso no es poco decir ya que tratándose de un equipo que ha desarrollado coches tan inverosímiles como el Ford GT obviamente nuestras expectativas en el Focus RS son muchas.

Exteriormente el Focus RS se distingue de sus hermanos menores por nueva parrilla, rines de 19 pulgadas, alerón trasero sobredimensionado (se ve muy bien) fascia, difusor y doble escape traseros, así como por el color azul nitro exclusivo de esta versión y que desde mi punto de vista es “EL” único color que debería tener este Focus RS pues le sienta excesivamente bien.

Los frenos están sobredimensionados acorde a las necesidades que se generan de detener al Focus RS lo antes posible y están firmados por Brembo y es que gracias al motor EcoBoost de 4 cilindros turbocargado con 350 caballos de potencia podemos alcanzar velocidades muy fuertes con la facilidad que nos transmite la caja manual (SAVE THE MANUALS) de 6 velocidades y la adicción que nos genera el sonido del escape ronco y con explosiones cada que hacemos un cambio, es una mezcla de notas que hacen que nuestra sangre circule mucho más rápido por nuestro cuerpo.

El interior se distingue principalmente por los asientos firmados por RECARO y es que todo lo demás es prácticamente igual a un Focus o Focus ST, estos asientos te abrazan de tal forma que pareciera que están obsesionados contigo al principio te puede incomodar, pero cuando gracias a ese abrazo perturbador puedes tomar curvas a mayor velocidad, tener mejor control del coche y sentirte más seguro es que empiezas a corresponder su amor.

Gracias al sistema de tracción integral del Focus RS podemos hacer curvas con mayor seguridad sin embargo es necesario que estés consciente de que si sueltas el acelerador a media curva de manera brusca lo más probable es que se vaya a querer colear y si te asustas lo vas a perder, si lo sabes hacer bien aceleraras de nuevo a fondo y podrás salir de la curva como tapón de sidra, a toda velocidad.

No se necesita mucho para describir la emoción que este Focus RS te puede transmitir, si bien es un coche más caro que un Mustang V8 la diversión también se podría decir que es mayor por las cualidades dinámicas que no tiene el Mustang, esta es una interpretación de deportividad de parte de nuestros amigos de Ford, pero orientada al manejo ágil, a tomar curvas una tras otra, a controlar el coche con la caja manual y con el punch que solo un motor turbo te puede entregar.

El precio es todavía, de $683,000 pesos, una ganga desde mi punto de vista para quien quiere un coche que pueda utilizar todos los días y divertirse en el camino a su trabajo o en una carretera de montaña yendo de viaje el fin de semana.

Por mi parte el Focus RS se ha ganado un fiel seguidor dispuesto a terminar con sus llantas en cada momento que sea posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here