Los autos en que han perdido la vida los famosos se han vuelto incluso tal vez más famosos que las personas que viajaban en ellos, a lo largo de la historia del automóvil los accidentes han sido parte de ella y si bien toda persona que haya perdido la vida en un auto es una gran pérdida, hay casos en el que por tratarse de una figura publica cobra mayor relevancia.

Aquí te dejamos cuales son los autos en que han perdido la vida los famosos

Grace Kelly

La actriz que perdió la vida en 1982 tuvo un accidente automovilístico mientras conducía cerca de la ciudad de Monaco. Además era princesa consorte de Monaco pues se casó con el príncipe Raniero III y fue ganadora de un premio Oscar.

Al momento del accidente viajaba su hija Estefania quien no sufrió ningún daño, el auto en el que viajaban era un Rover P6.

El Rover P6 es uno de los autos en que han perdido la vida los famosos y fue construido por la marca desde 1963 hasta 1977, fueron fabricadas en total 332,302 unidades y en el año 1964 fue ganador del premio “Coche Europeo del Año”. En su última actualización el modelo tenía nuevo panel de instrumentos, un V8 y para 1974 se le añadió un motor de 4 cilindros y 115hp.

James Dean

Actor estadounidense que falleció en 1955, realizó varios papeles menores en programas de televisión y su papel en rebeldes sin causa fue el más exitoso. También tuvo papeles destacables en East of Eden y Gigante.

Sin duda mucha de su popularidad se debe a su muerte, ocurrida el 30 de septiembre de 1955 cuando viajaba a bordo de “Little Bastard”, como bautizó a su Porsche Spyder 550 el corredor y amigo de Dean, Bill Hickman.

De viaje a Salinas, California, Dean decidió conducir acompañado de su mecánico, sin embargo, un estudiante que conducía un Ford se interpuso en el camino y provocó el accidente en el que perdiera la vida a la edad de 24 años.

El Porsche 550 se produjo entre 1953 y 1956 por la alemana, era un biplaza pequeño de tracción trasera que no tenía techo.

Fácilmente alcanzaba los 220km/h gracias al motor bóxer de 4 cilindros con dos carburadores y caja de cambios manual de 4 relaciones.

Paul Walker

El famoso actor nacido en 1973 falleció en noviembre del 2013, protagonista de la saga “Rápido y Furioso” como Brian O´conner pero que también tuvo otras apariciones previas en el cine, era también licenciado en Biología Marina.

Como buen seguidor de los autos y con mucho presupuesto, Paul adquirió un Porsche Carrera GT en color rojo. El accidente ocurrió en Valencia, Santa Clarita, California donde choco el auto contra un poste eléctrico y un árbol después de salirse del camino.

 

El auto era conducido por su amigo Roger Rodas, ambos perdieron la vida en el accidente, según el forense el auto viajaba aproximadamente a 160km/h antes del accidente.

El Porsche Carrera GT desafortunadamente sigue la saga de los autos en que han perdido la vida los famosos y fue producido entre 2003 y 2006, solo fueron fabricadas 1,270 unidades y tenía tracción trasera con carrocería descapotable, logra una velocidad superior a los 330km/h gracias al motor V10 5.7 litros.

Princesa Diana

Tal vez el más famoso de los accidentes de autos, la princesa quien había tenido una vida de ensueño al cansarse con el Principe Carlos y acceder a la realeza británica cumplía con el sueño de muchas, conocer al príncipe, enamorarse y pertenecer a la nobleza.

El 31 de agosto de 1997 la princesa viajaba por las calles de Paris con el que al parecer era su novio, el millonario Dodi Al-Fayed mientras escapaba de paparazzis quienes los perseguían pues querían la primera foto de la ex esposa del Príncipe Carlos con su novio.

Al tratar de huir el chofer del Mercedes Benz Clase S perdió el control dentro del túnel del alma al norte del rio Sena, los tres perdieron la vida, solo el guardaespaldas de Al-Fayed sobrevivió debido a que era el único que tenía puesto el cinturón de seguridad.

El Mercedes Benz Clase S de tercera generación donde perdieron la vida fue producido de 1991 a 1998 en versiones de 2 y 4 puertas. Podía llevar desde motores de 6 cilindros hasta 12 cilindros el más potente.

Había versiones extendidas con 10 centimetros extra de longitud respecto a su versión convencional, lo que hacía que fuera hasta los 5.11m de largo, el más grande de la historia.

Era un auto extremadamente seguro para los estándares de la época con suspensión independiente, bolsas de aire para cabeza, control de estabilidad, asistencia de frenado y faros de xenón.

Seguramente de haber viajado con los cinturones de seguridad puestos ninguno de los ocupantes habrían perdido la vida en el accidente y el modelo no estaría entre los autos en que han perdido la vida los famosos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here