Hace pocos días realicé un viaje a bordo de Mazda CX-9 donde recorrí más de 1,600km desde la ciudad de Tijuana a Los Cabos, cruzar las dos Baja Californias es algo que estoy seguro muchos han soñado, yo desde niño mismo me imaginaba lo inverosímil que deberían ser los paisajes en esa zona.

Para lograrlo, acudimos a Mazda México quien no dudo un segundo en facilitarnos la Mazda CX-9 y ponerla para Sergio Oliveira y para mi en la ciudad de Tijuana con el acuerdo de recogerla en Los Cabos, la ruta sería Tijuana-San Quintín, San Quintín-Loreto y Loreto-Los Cabos, cumpliendo así manejar de punta a punta.

Poder hacerlo en compañía de un gran amigo es algo que solo se puede vivir cuando viajas en coche, con la creciente oferta de vuelos comerciales y su baja en precios es algo que cada vez parece menos frecuente, sin embargo, te hace vivir experiencias que difícilmente se viven de otra forma.

El primer trayecto fue con una parada en Puerto Nuevo para comer el platillo popular de la zona, “Burritos de Langosta”, por más “Fancy” que suena en realidad es uno de los platillos más sencillos y exquisitos que se puedan comer, como su nombre lo dice, consta como su nombre lo dice de una tortilla de harina, debes ponerle frijoles y arroz rojo, después la carne de langosta y terminas con algo de mantequilla liquida.

Formas el burrito y a disfrutar, después recorrimos los kilómetros hacía el popular Valle de Guadalupe, ahí pudimos comenzar a disfrutar de los 250 caballos de potencia y 310 libras pie de torque del motor 2.5 litros turbo de Mazda CX-9, conocer el ajuste de la caja automática de 6 velocidades que en todo momento está en comunicación con el motor.

Finalizamos el día en el Valle de San Quintín, un lugar popular entre pescadores donde puedes descansar y olvidarte de cualquier pendiente que tengas en la ciudad.

 

La distancia entre San Quintín y Loreto es de poco más de 800km que se recorren en cerca de 10 horas, no hay una sola caseta de cobro y por una distancia de cerca de 350km no hay tampoco gasolinera para recargar combustible.

Aquí fue muy importante conocer las características de Mazda Assist, el programa de asistencia vial de Mazda que cubre a los vehículos que cuentan con garantía vigente de planta o garantía extendida.

Cubre los servicios de asistencia con hasta 20 litros de gasolina, arrastre en grúa al distribuidor Mazda más cercano, cerrajero y cambio de llanta, quiere decir que prácticamente estás cubierto ante las emergencias más comunes ya sea en ciudad o carretera, cubre el 100% del territorio nacional.

Llegamos a Loreto a descansar no sin antes asombrarnos por el entorno natural, las playas son las mejores que he visto, el contraste de desierto con el azul profundo del Mar de Cortés es indescriptible, bien lo dijo Jacques Cousteau, “Es el acuario del mundo”.

Gracias al sistema de iluminación LED de Mazda CX-9 pude evitar un accidente de noche con una vaca cruzando

El trayecto del tercer día de Loreto a Los Cabos fue tal vez el más sencillo del viaje, para este momento ya conocíamos a la perfección las bondades de Mazda CX-9, lo cómodo que resultan sus asientos, lo agradable que es platicar mientras escuchas la nitidez de la música en el sistema de audio BOSE y medir a la perfección los kilómetros que te quedan por recorrer gracias al rendimiento de entre 9 y 10 km/l.

Entre el equipo que más disfruté a bordo de Mazda CX-9 además de los que ya te mencioné, está el HUD (Head Up Display), te brinda información de velocidad y de navegación, tiene una buena nitidez y brillo además de darte información del limite de velocidad de la vía que estás circulando.

Tener conectividad con Android Auto y Apple CarPlay facilita la integración con tu smartphone, además de que no hay porque pelear cuando se acaba la batería pues hay varios puertos USB en el interior de la camioneta, incluso en las plazas traseras.

A este nivel del viaje ya me había familiarizado totalmente con la respuesta del motor, dirección, suspensión, etcétera, solo quedaba disfrutar la plática y el trayecto hacía uno de mis lugares favoritos, Los Cabos, que nos recibió con un clima agradable y donde su ritmo de vida contrasta con el de todos los lugares visitados en el viaje.

En general la vida en las dos “Bajas” puede considerarse como muy tranquilo, Los Cabos tiene una mucha mayor oferta para los turistas, estar en este lugar a bordo de una de mis camionetas favoritas fue más que agradable.

Sin duda un viaje memorable no solo por los paisajes, también por hacerlo en un vehículo como Mazda CX-9 con un gran manejo, acabados y nivel de seguridad, encuentra su mejor ambiente en autopistas y carreteras y te entrega todo el cobijo que necesitas para poder viajar por cientos o miles de kilometros con amigos y familia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here