¿Auto o camioneta? Esta parece ser la duda de muchos al momento de cambiar de auto, hoy están de moda las camionetas, SUV o crossover, como le quieras llamar, sin embargo, generalmente por el mismo precio encuentras autos que son mejores en prácticamente todo.

Por un presupuesto de poco más de $400mil pesos en México puedes comprar un Toyota Prius Base ($406,400 pesos) o una Hyundai Tucson GLS ($411,600 pesos), muchos pensarán, TUCSON es mejor, solo por ser camioneta, pero vamos a analizarlos frente a frente.

Motor

Como sabes el Toyota Prius tiene un sistema de propulsión híbrido, junta la potencia de un motor a gasolina 1.8l de 96hp con la del motor eléctrico que entrega 71hp, cuando se juntan la potencia oficial es de 121hp de todo el sistema Hybrid Sinergy Drive.

Por su parte, Hyundai Tucson tiene un motor 4 cilindros 2.0l de 155hp, que, aunque en potencia supera a Toyota Prius también es 160kg más pesada, es como si el Toyota Prius que pesa 1,380 kilos siempre viajara con dos adultos de 80kg.

Toyota Prius tiene una relación peso/potencia de 11.4kg/hp, Hyundai Tucson GLS (1,540kg) tiene una relación peso potencia de 9.93kg/hp, ligeramente menor que en el híbrido, ojo, al ser híbrido la potencia está prácticamente disponible desde cero, beneficiando arranque y rebases.

Además, Toyota Prius Base tiene 4 modos de manejo, ECO, Normal, PWR y EV, con el cuál se pueden recorrer distancias cortas en modo eléctrico.

Espacio

La principal razón, aunque no sea del todo cierta, para comprar una camioneta es “ESPACIO”, sin embargo, no siempre ganas realmente tanto espacio como crees dentro de una camioneta, por ejemplo, la cajuela de Toyota Prius sin abatir el asiento trasero es de 457 litros.

Por otra parte, Hyundai Tucson GSL tiene una capacidad de 488 litros sin abatir el asiento trasero, si, son 30 litros más de capacidad, pero, en la práctica no es una ganancia totalmente significativa respecto a un sedán o liftback como es el Toyota Prius.

Seguridad

Generalmente pensamos que una camioneta es más segura, en parte por la percepción que tenemos de nuestro entorno al estar en una posición de manejo elevada, sin embargo, esto genera un centro de gravedad elevado que resulta en volcaduras más frecuentes.

En el caso de Toyota Prius Base tiene faros bi-LED, 8 bolsas de aire, sistema ISOFIX/LATCH, ESP, ABS, EBD, asistente de arranque en pendientes cámara de reversa y BA, Hyundai Tucson GLS tiene faros de hálogeno, 6 bolsas de aire, ESP, control de freno en bajadas, asistente de arranque en pendientes, BA y asistente de estabilidad de remolque.

Equipo

Ambos son versiones básicas, sin embargo, el equipo puede no serlo tanto, Hyundai Tuscon GLS incluye A/C, 6 bocinas, USB/AUX, pantalla de 8” con Android Auto y Apple CarPlay, pantalla monocromática de 3.5” en el cuadro de instrumentos.

Además de mandos de audio al volante, computadora de viaje, cristales y seguros eléctricos, consola central con descansabrazos, viseras de vanidad entre otros.

Toyota Prius Base tiene ventanas con filtro UV, aire acondicionado, 3 puertos USB, control crucero, pantalla a color de 4.2” en el cuadro de instrumentos, pantalla de 6” con 6 bocinas, encendido por botón con Smart Key, viseras de vanidad entre otros.

Mientras Hyundai Tucson GLS privilegia el infotenimiento, Toyota Prius Base entrega más comodidad con puertos USB, portavasos y cuadro de instrumentos.

Conclusión

Ambos son productos competitivos, el espacio es un mito y la decisión está entre querer un auto de buen manejo, eficiente y de buena respuesta o una camioneta de buen espacio y equipo en la versión base, pero sin un manejo destacable y con mayor consumo de gasolina.

Ambos me parecen seguros, fiables y durables, la garantía de Hyundai es más completa que la de Toyota, sin embargo, la japonesa tiene mayor red de distribuidores en el territorio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here