El Chevrolet Spark LTZ se actualiza para el año 2018 en cuanto a tecnología de conectividad, mecánicamente permanece sin cambios, este auto de la marca norteamericana está enfocado principalmente a competir dentro del segmento de los urbanos, aunque su potencia lo pone muy cerca del segmento de los sub compactos el tamaño lo mantiene entre los autos enfocados al uso en ciudad.

Este modelo de formas ya conocidas, un frente agradable, líneas de carácter al costado y una trasera muy corta ha sido bien aceptado por los mexicanos, los atractivos planes de financiamiento han sido de utilidad para muchas personas que ven en el Chevrolet Spark LTZ su primer auto; al frente encontramos en esta versión faros con lupa y luces antiniebla, una parrilla dividida que mantiene el ADN de diseño de la marca y los rines de 15 pulgadas acentúan la imagen.

El costado se ve fortalecido por las líneas de carácter y los espejos exteriores al color de la carrocería mientras que la trasera es corta y dominan las calaveras a media altura y sobresalientes, estéticamente no hay cambios respecto al año pasado en el Chevrolet Spark LTZ, el interior se mantiene igual, dominado por un volante con funciones de audio pero que no es regulable en altura, queda en una posición intermedia que resulta difícil de entender, afortunadamente esta versión tiene el asiento del conductor con ajuste de altura lo que ayuda a encontrar una mejor posición de manejo, algo que no aplica para la versión LT o LT Ink.

El cuadro de instrumentos es sencillo, la computadora de viaje se activa girando la punta de la palanca de las direccionales, algo que descubrí por error y que me parece poco intuitivo, finalmente los plásticos del tablero van acorde al precio, todos son duros, pero no hay ruidos, el plástico blanco que recorre el centro del tablero le da vida al interior totalmente negro, sin embargo, los paneles de las puertas se sienten de menor calidad.

Al centro del tablero esta la pantalla de 7 pulgadas a color que tiene conectividad con Android Auto y Apple Carplay, lo nuevo es que, a partir de este año, el Chevrolet Spark LTZ incorpora Wi-Fi 4G LTE y OnStar, el sistema de internet inalámbrico permite conectar hasta 7 dispositivos, mediante un plan de renta mensual se pueden elegir diferentes planes y el sistema OnStar viene incluido sin costo durante el primer año, después es necesario pagar una renovación.

El sistema de internet funciona correctamente, sin embargo, al utilizar una red celular puede llegar a tener estos mismos inconvenientes, de problemas de recepción entre ellos, pero en general lo utilizamos y fue una experiencia que funcionó sin problemas, también probamos el sistema OnStar, en la primera ocasión respondieron inmediatamente y en una segunda ocasión nos pusieron en espera por cerca de minuto y medio, la atención siempre fue amable y sin inconveniente.

Mecánicamente el Chevrolet Spark LTZ utiliza un motor de cuatro cilindros 1.4L de 98 caballos de potencia que es más que suficiente para moverlo con agilidad en el tráfico citadino y que seguramente en autopista lo hará bastante competente, la caja en este caso es tipo CVT y roba toda sensación de deportividad, la sustituye con comodidad y en la mayoría de los casos es suficiente para mover con tranquilidad al pequeño Spark.

Hubo momentos en el que al frenar nos daba la sensación de que la caja no terminaba de dejar de acelerar por lo que era necesario aplicar con mayor fuerza los frenos, hace falta que sea un poco más rápida al desacelerar, el consumo estuvo entre 13/14 km/l en ciudad, muy buenos para el manejo normal que tuvimos.

La seguridad desafortunadamente está a cargo solo de dos bolsas de aire frontales y frenos con ABS, es lo normal en el segmento, pero por el precio que se pide por este Chevrolet Spark LTZ de $246,700 pesos, nos gustaría que tuviera mínimo 4 bolsas de aire.

Es un auto muy recomendable para primer auto o para quien quiere un auto citadino cómodo, ágil y con buen equipo, desafortunadamente el precio me parece alto, entra en un nivel de precios en donde encontramos autos como un KIA Rio con más potencia, espacio, garantía y seguridad, también en el de un Suzuki Swift con más equipo también de lujo, seguridad, mejor manejo y espacio interior.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here