La tercera generación del Audi TT llega a México con toda la gama de adelantos y sensación de manejo que podemos esperar del deportivo de la casa de los cuatro aros. Llega después de una primera generación muy exitosa, que rompió paradigmas de diseño y que para muchos, puso a la marca Audi en los reflectores como hacía mucho no lo estaba, la segunda generación regularizo la atención y paso de una manera “normal” su vida comercial.

Ahora llega el nuevo Audi TT en su mejor momento, se nota lo aprendido en el paso de los años y tenemos un deportivo alemán sumamente competente. La experiencia general de estar a bordo de un Audi TT es mirar al futuro automotriz.

Audi TT 2

Para empezar, el diseño exterior me parece que se ve limpio, no hay líneas de más y eso se agradece, hay solidez, hay agresividad, hay avances tecnológicos como el sistema de iluminación Matrix LED. La silueta evoluciona, pero es reconocida por quien lo vea, se nota que es un Audi TT, el frente utiliza la gran parrilla hexagonal de la marca con faros que integran las luces de niebla, por ejemplo, ayudando así a limpiar la imagen frontal del coche y darle la importancia que merece a la parrilla y a los faros principales.

El costado mantiene la caída del portón trasero típica del Audi TT pero utiliza líneas rectas, solo algunos bordes redondeados para mantener la imagen que ya conocemos.

La parte trasera utiliza de igual forma calaveras LED que también incorporan los faros de niebla traseros, la tercera luz de freno abarca el ancho de la luna del cristal trasero con una delicada línea de leds. Al centro de la tapa trasera está el logotipo Audi de buen tamaño y en la parte baja encontramos las dos salidas de escape cromadas, aquí nos gustaría que fueran juntas en el centro del auto y tal vez con un diseño rectangular, cosa de gusto personal.

Audi TT Interior 1

Cuando abrí la puerta por primera vez del Audi TT lo primero que noto es lo espacioso de la cabina, si, atrás quedo el tiempo en que los deportivos forzosamente eran pequeños, ok si, los asientos traseros son prácticamente para utilizar con niños, pero los dos pasajeros delanteros vamos muy bien.

Al subirme al Audi TT me topo de entrada, con un asiento firme, que te abraza y un tablero que parece de auto concepto. El volante pequeño y de gran agarre nos anticipa a través de sus rayos en aluminio que no estamos ante cualquier deportivo. Detrás de él está la pantalla del sistema Audi Virtual Cockpit que es la pantalla dominante dentro del Audi TT, ahí encontraremos toda la información del auto, podremos controlar desde el tipo de manejo que queremos hasta ver el navegador o controlar el sistema de audio. Si, ahí hacemos todo, y esta increíble, es sumamente útil, pareciera ser un efecto distractor, pero no, la verdad es que facilita la comunicación entre conductor y deportivo.

Audi TT Interior 6

Esta se controla desde el sistema MMI que esta al centro de los dos asientos y que tiene un sistema tipo touch pad donde puedes escribir letra por letra la dirección a la que te diriges por ejemplo o pasar rápidamente del navegador al radio o al sistema de control del coche.

Enciendo el motor 2.0 TFSI de 230 caballos de potencia y escucho un ronroneo que no esperaba, es agradable, grueso, pareciera decirte “no te confundas, soy un deportivo enserio” y el motor en conjunto con la caja S-Tronic de 6 velocidades lo confirman.

Emprendo marcha y bueno, lo primero que te pasa por la mente es “que horribles son las calles en Guadalajara” porque al tener mayor precaución al circular pues estamos ante un coche de baja altura comenzamos a darnos cuenta de que no hay avenida o calle en la ciudad que no tenga baches, topes, tope barda, hoyos, alcantarillas rotas y el Audi TT está listo para ayudarte a esquivar todo esto pues la dirección es tipo Fórmula 1, corta, precisa y sin titubear.

Audi TT 9

Primer acelerón del Audi TT y el escape agradece dejando salir un grito ronco y cuando menos pienso ya alcancé el límite de velocidad en periférico, hay que ser conscientes y bueno, descubrí el buen gusto por los interiores de la marca Audi, hay materiales como el Alcántara, aluminio, plásticos de buena calidad tanto visual como al tacto.

El sistema de tracción quattro del Audi TT te entrega sensación de seguridad y un gran agarre al piso, pareciera que el coche va guiado por rieles magneticos, no hay titubeos, no hay nerviosismo, solo aplomo y vueltas seguras.

Al querer encender el climatizador lo que más me gusta es que en las tres salidas de aire centrales tipo turbina, hay unas pequeñas perillas con pantallas en cada una que sirven para controlar el climatizador, algo realmente interesante y de buen gusto.

El sonido viene firmado por la prestigiada marca Bang & Olufsen y suena tan bien como lo puedes imaginar, en fin, los kilómetros a bordo del Audi TT se pasan con mayor facilidad de lo esperado, el coche llama la atención de cualquiera que lo ve pasar a un lado y lo mejor es la cara de aprobación de la gran mayoría.

Estamos ante un Audi TT potente, refinado, con tecnología que queremos YA en los autos de todo el grupo VAG, con un manejo preciso, fino, sólido y un precio que, si bien no es accesible para la mayoría, tampoco es un precio de millonario árabe, la versión de salida tiene una etiqueta de $784,900 pesos.

Una ganga si consideramos el prestigio de la marca, los acabados, la deportividad y los avances que tiene.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here