Alfa Romeo Giulietta es el hatchback compacto de la marca italiana de más de cien años de historia, si existiera una enciclopedia del automovilismo a nivel mundial, seguramente Alfa Romeo tendría su propio libro, ya que desde su nacimiento ha sido polémica, ha logrado triunfos en carreras, triunfos en diseño y desempeño en sus coches, como todas las marcas ha pasado por baches sin embargo, Alfa Romeo se encuentra en un resurgimiento que por lo que podemos ver, hará que llegue mucho más lejos en la industria.

A pesar de no ser nuevo como su hermano mayor, el Giulia, el Alfa Romeo Giulietta se ha renovado para el año 2017 con ligeros cambios estéticos y de equipamiento que lo ponen en una mejor posición para competir con hatchbacks más consolidados de marcas Premium como es Serie 1 de BMW o A3 de Audi, sin embargo, Alfa Romeo Giulietta es pasional y ninguno de sus rivales tiene la capacidad de transmitirte esa pasión, claro te dan adrenalina, pero no despiertan algo en tus emociones como si lo hace un Alfa Romeo.

Estéticamente es único, como todo buen “Alfa”, destaca la parrilla en triangulo invertido, unos faros delanteros pequeños pero con iluminación Xenón y diurna tipo LED, toma de aire dividida debajo de la parrilla, rines de 18 pulgadas de aluminio en doble tono que cubren cuatro frenos de disco Brembo con calipers en color rojo, la parte trasera está dominada por dos calaveras de diseño único y una cintura a media altura que marca la mitad del auto, remata en la parte inferior un difusor de viento y dos grandes bocas de escape cromadas.

Las carcasas de los espejos, así como las manijas delanteras tienen un acabado antracita brillante, las manijas de las puertas traseras están disimuladas en el marco de la ventana, dejando libre el lienzo de la puerta, esto da la sensación de estar en un hatchback de tres puertas.

El interior del Alfa Romeo Giulietta está dominado por un volante grande con el logotipo Alfa Romeo, poner las manos en la piel que forra el volante, ver el logotipo de alfa y encender el motor para ver como las agujas cobran vida es uno de los momentos más especiales que un fanático del automovilismo puede tener, pasan por tu mente los triunfos, las carreras, los personajes que han hecho de Alfa Romeo una de las marcas más pasionales que existen.

El encendido del motor cuatro cilindros 1.75 litros se hace a través de una llave convencional de tipo navaja que giramos para ver como el tacómetro que mide los “Giri x 1000” cobra vida, el motor entrega 240 caballos de potencia a las ruedas delanteras que son administrados a través de una caja de doble embrague llamada T.C.T. y seis cambios con paletas de cambio detrás del volante y con tres modos de manejo a través del sistema que Alfa llama “D.N.A.” que te permite elegir entre, Dynamic, Natural y All Weather, esto garantiza la emoción a bordo del Alfa Romeo Giulietta Veloce que entrega una nota de escape seductora, que dibuja una sonrisa de forma involuntaria en quien está detrás del volante, los cambios son rápidos y elegir la velocidad adecuada es tarea fácil, el motor empuja con fuerza aun superados los 150km/h.

Las notas del escape, la forma en la que toma las curvas, la agilidad para detenerse, la rapidez de los cambios, todo trabaja en conjunto para que te enamores del Alfa Romeo Giulietta, todo te va embriagando de amor por él, sí, hay detalles en el interior que necesitan mejorar, prácticamente todos los plásticos son duros, la pantalla es chica, el espacio es suficiente para cuatro adultos, pero tienes un sistema de audio firmado por BOSE aunque el mejor sonido viene del escape, tienes doble techo panorámico y un logotipo al centro del volante lleno de historia como casi ninguna marca lo hace, eso es lo que transforma al Alfa Romeo Giulietta en un hatchback especial, eso y el precio, que para la versión Veloce 2017 es de $607,900 pesos, definitivamente no para cualquiera, pero una ganga para quien puede pagarlo y quiere una pieza de la historia automovilística a nivel mundial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here