Una tradición dentro de la marca española es nombrar sus modelos en honor a algunas de sus ciudades, de ahí SEAT Toledo toma el nombre de la ciudad perteneciente a Castilla-La Mancha, un sedán que ha tenido cambios importantes a lo largo de su historia.

El modelo ya no está disponible en México, hace tiempo se frenó su producción y ha llegado el momento de decirle adiós después de 4 generaciones, los rumores de un nuevo SEAT Toledo son fuertes, pero por el momento, hay que dejarlo descansar.

SEAT Toledo fue el primer modelo de la marca española que se desarrolló de la mano de Volkswagen, es un sedán con motor delantero y tracción frontal, su primera generación vio la luz en 1991 cuando fue presentado en el Salón del Automóvil de Barcelona, tenía carrocería liftback, forma de sedán, pero portón trasero como de hatchback.

Su segunda generación ha sido tal vez la más popular, fue la primera que conocimos en México y utilizaba la reconocida plataforma A4 de Grupo Volkswagen, misma que estreno el VW Jetta en 1998, año en que se lanzó también SEAT Toledo.

Era más refinado, con mejores acabados, un diseño único y una variante hatchback, el SEAT León del cuál ya te hemos hablado mucho.

Después de la exitosa segunda generación de SEAT Toledo, en 2004 del lápiz de Walter da Silva llega la generación que tal vez es la culpable de que hoy no tengamos más de este sedán en los distribuidores. El concepto novedoso al menos para Walter, no gustó a nadie, su parecido a SEAT Altea, que estaba mejor lograda estéticamente forzaba a los clientes por mejor comprar ese modelo.

Entendemos la visión de Walter da Silva con SEAT Toledo de tercera generación, pero no de quien autorizó el proyecto.

La cuarta generación de SEAT Toledo la conocimos en 2012, el modelo es la primera generación que no se desarrolla a partir de la plataforma de un Golf, sino de un derivado más accesible, el modelo baja de categoría y ahora toma el lugar del extinto SEAT Cordoba, las ventajas que ofrecía ante la competencia era el portón trasero y buen espacio interior, la seguridad era aceptable pero no destacaba al menos en México.

Su mejor versión llegó a ser con el motor 1.2 TSI, ofreciendo un gran balance entre desempeño y rendimiento.

Hoy confirmamos que SEAT Toledo ya no está disponible en México y nos queda la esperanza de conocer una nueva generación utilizando la plataforma MQB que utiliza León y sus primos de VW.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here